WIN0061 – Deshabilitar Windows Defender en Windows 8

Quienes estén usando Windows 8 notaran que viene instalado Windows Defender como anti-malware. El mismo cumple la función de anti-spyware y antivirus en tiempo real y en caso de que tengamos nuestra propia solución de anti-malware, seguramente quieran desinstalar Windows Defender. Dado que Windows Defender forma parte de Windows 8 en forma nativa, el mismo no puede ser desinstalado como una aplicación mas aunque si puede ser deshabilitado.

Para empezar lo primero que debemos hacer es abrir la consola de Windows Defender desde la Pantalla de Inicio.

sshot-46

Luego desde la solapa de Configuración, hacemos un clic en Administrador y luego desmarcamos la función “Activar Windows Defender”. Hacemos un clic en “Guardar Cambios”.

sshot-47

Recibiremos una advertencia, indicando que Windows Defender se encuentra desactivado y que ya no supervisa al equipo.

sshot-48

Ahora debemos abrir la consola de servicios de Windows, ejecutando el comando services.msc desde la consola CMD o bien desde la Pantalla de Inicio.

sshot-50

Desde la consola de Servicios, debemos buscar “Servicio de Windows Defender” y hacerle doble clic.

sshot-51

El próximo paso será cambiar el tipo de inicio a Deshabilitado y hacemos un clic en Aplicar y Aceptar para confirmar.

sshot-52

Para confirmar de alguna manera que no volverá a iniciarse el antivirus, una de las cosas que podemos hacer es modificar el nombre de la carpeta de Windows Defender, que se encuentra en “C:\Archivos de programa (x86)”, en nuestro caso le agregamos .old al final del nombre de la carpeta.

sshot-53

Ahora tan solo debemos avanzar en la instalación de nuestro software de seguridad contra virus y spywares.

Espero que les haya sido de utilidad.
Saludos,
Alejandro.
@amazzite
www.mswin.org

Alejandro Mazzitelli

Acerca de Alejandro Mazzitelli

Alejandro es Microsoft MVP de Windows Expert - ITPro que trabaja como Consultor Senior en su propio emprendimiento. Se especializa en Windows Server y Windows Client.

Ver todas las entradas de Alejandro Mazzitelli →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *